//Consejos para vender tu casa en invierno

Consejos para vender tu casa en invierno

2018-12-27T10:25:29+02:0019 diciembre, 2018|

Por lo general, los meses de Diciembre y Enero suelen ser meses bastante tranquilos en el sector inmobiliario. La mayoría de nosotros estamos enfocados en los días festivos y en nuestros planes para comenzar con buen pie el nuevo año. Algunas personas prefieren esperar que pasen las fiestas y el comienzo del año para poner sus casas en el mercado. De todos modos, siempre hay excepciones, en estas fechas tranquilas también se pueden realizar compra-ventas interesantes. Es por ello, que te ofrecemos algunos consejos para aumentar las posibilidades de venta en estas fechas invernales y festivas.

 

1. Asegúrate de que tu casa está lista para el invierno.

El invierno pone a prueba cualquier casa, así que asegúrate de que la tuya esté lista para el invierno antes de ponerla en el mercado. Es muy importante tener el sistema de calefacción, ventilación o aire acondicionado en buen estado de funcionamiento.
Que revisen el tejado (si fuera el caso). Si está dañado, eso afectará significativamente al valor de tu casa. Limpia las canaletas de todas las hojas que hayan caído. Si están obstruidas, la lluvia no tiene adónde ir y puede dañar las paredes.
Cuando alguien visite tu casa, acuérdate de tenerla a una temperatura adecuada con antelación.

 

 

2. Haz que tu jardín y pintura exterior luzcan estupendos.

Si tu casa tiene jardín, después de que las hojas han estado cayendo durante el otoño, es crucial tener un jardín limpio que ofrezca una impresión correcta a los compradores. Corta el césped antes de presentar la casa. Asegúrate de que no haya pintura exterior descascarillada. El otoño es un momento ideal para pintar el exterior, a los compradores les encanta ver pintura fresca y nueva en una casa, especialmente alrededor de la entrada principal del inmueble.

 

 

3. Ilumina el interior.

En el País Vasco, en invierno, la luz natural no es tan abundante como nos gustaría a muchos. Aunque estemos acostumbrados a ello, puede resultar algo deprimente, oscuro y frío para el comprador encontrarse con poca luz. Trata de hacer que el interior de tu casa luzca cálido y acogedor. Puedes mostrar la luz natural con cortinas ligeras e instalar bombillas de alto voltaje y colgar espejos reflectores de luz para lograr un interior más luminoso. Si tienes una chimenea, enciende el fuego. Comprar una casa es una experiencia emocional, y puede generar emociones positivas con un casa bien iluminada.

Translate »