Comprar una vivienda es una de las decisiones económicas más importante que tomamos en nuestra vida. Es un compromiso a largo plazo, por lo que es importante estar completamente seguro de que el lugar es el adecuado para ti.

Existen cientos de opciones en el mercado, debes considerar que la decisión que tomes no sólo afectará tu presente, sino también tu futuro, así que piensa y planea antes de lanzar una oferta.

En muchas ocasiones nos podemos sentir perdidos ante la falta de información o, por el contrario, abrumados por la cantidad de documentos y datos que hay que entender. Contar con información adecuada y estar bien informados es primordial para tomar una decisión tan importante. Y es ahí donde Elizalde puede ayudarte.

Es por ello que en este artículo tratamos de resumir de forma breve los pasos a seguir en el proceso de compra y las cuestiones que debes tener más en cuenta. Y para cualquier duda acércate a nuestras oficinas y te informaremos sin ningún compromiso y encantados.

1.- El presupuesto

Empecemos por el principio. Parece una cuestión sencilla, pero muchas veces no tenemos claro cual es el importe máximo que podemos destinar a la compra de una vivienda. Para llegar a este punto, debemos saber cuales son nuestros ahorros y calcular cual sería la cuota mensual de la hipoteca para que ésta no supere aproximadamente 35%-40% de nuestros ingresos netos.

2.- Forma de pago.

El préstamo hipotecario una de la formas más comunes, la mayoría de las veces la única, de conseguir comprar una vivienda en propiedad os explicamos en que consiste:

El préstamo hipotecario se trata de un producto bancario que permite recibir una cantidad de dinero para la adquisición de un inmueble. Los bancos ofrecen plazos de devolución de hasta 40 años. A mayor plazo, la cuota mensual será más ajustada aunque lógicamente lo que se pagará al final de intereses se incrementa.
Normalmente, los bancos prestan hasta el 80% del valor del inmueble, el 20% tiene que proceder de los ahorros del comprador.

Otra forma de pago es la subrogación hipotecaria; Consiste en el cambio de titularidad del deudor en la hipoteca, donde el nuevo deudor adquiere los mismos derechos y obligaciones que el anterior.

Por último también existe la posibilidad de pagar al contado. Si se cuenta con los ahorros necesarios la compra se realiza mediante la entrega de un cheque bancario a favor del vendedor de forma simultánea a la firma de la escritura de compra.

En este punto, es importante conocer las diferentes ofertas de los distintos bancos. Dependiendo de los productos vinculados (seguros, nóminas, domiciliaciones, tarjetas…) las diferentes entidades financieras aplicarán unas condiciones u otras. A mayor vinculación, mejores condiciones.

3.- Elección de la vivienda

Contando con un presupuesto, el siguiente paso consiste en elegir qué tipo de viviendo queremos o necesitamos. Podemos optar a viviendas de segunda mano, de obra nueva construída o también de vivienda nueva sobre plano. Cada una de ellas tiene sus ventajas e inconvenientes.

Además del tipo de vivienda, es primordial la localización de la misma a la hora de elegir. En nuestra sección de Barrios de San Sebastián hemos tratado de ayudarte resumiendo las infraestructuras con las que cuenta cada barrio: Parques, zonas verdes, comercios, transporte…

4.-Elección del vendedor.

Con un presupuesto en mente y con una ubicación aproximada, el siguiente paso es dejarnos tu demanda de compra.

Contar con asesor inmobiliario de Elizalde que te acompañe, asesore y aconseje durante todo el proceso de compra te resultará muy útil, ya que te mostrará aquellos inmuebles que mejor se ajusten a tus necesidades y presupuesto, al tiempo que resuelven todas tus inquietudes técnicas, financieras, y legales.

En nuestro caso, también somos promotores, de modo que podemos ofrecerte viviendas en construcción, sobre plano, diseñada en exclusiva o también de segunda mano.

5.- Visita a la vivienda

Cuando hayas encontrado alguna vivienda que puede cumplir algunos de los requisitos mencionados anteriormente, el paso natural es realizar una visita con el asesor inmobiliario.

Desde inmobiliaria Elizalde te proporcionaremos toda la información necesaria.

Importante será llevar un listado de cuestiones a revisar para no dejarse ninguna en el tintero. Serían por ejemplo, la distribución, la orientación de la vivienda, estado de suelos, puertas y ventanas, estado de la instalación eléctrica, olores y ruidos interiores y exteriores, negocios y empresas cercanas…

6.- Hacer una oferta

Normalmente la vivienda ya tiene un precio fijado, que puede ser o no negociable.

Lo ideal es no dejarse intimidar por la premura de otros posibles compradores. Pero si realmente la vivienda por la que estás pujando crees que es la vivienda soñada y tiene un precio atractivo, no deberías solicitar descuentos excesivos.

Cuando alguna vivienda visitada cumpla tus expectativas, se deben revisar los datos que sobre la vivienda aparecen en el registro de la propiedad. Tienen que cuadrar con lo que viste en la visita. Además, es muy importante comprobar la titularidad de la vivienda y las cargas que pesan sobre el inmueble. Elizalde se encarga de solicitar toda esta información para que cuentes con todos los datos y tomes la decisión de compra con total tranquilidad.

7.- Firmar el contrato de arras

Este es el primer contrato que se suele firmar y es igual de importante que las escrituras de la casa ya que trata de salvaguardar los derechos tanto del comprador como también del vendedor. Cuando se firma el contrato de arras se suele adelantar al vendedor hasta un 10% del precio de la vivienda. Es importante que la fecha tope fijada para escriturar la vivienda ante notario  sea realista. Lo habitual es dejar un plazo de 2 meses, suelen ser suficientes para poder tramitar la hipoteca. 

8.- Firmar la escritura

En este contrato el vendedor y comprador declaran ante notario su voluntad de comprar y vender, así como las condiciones de la venta. El comprador, de forma general, tiene el derecho a escoger el notario. En la escritura debe figurar la descripción de la vivienda, su estado de cargas, el precio pactado, la forma de pago, el impuesto aplicable, y el reparto de los gastos.

9.- Gastos de tramitación e impuestos

Muchas veces los compradores obvian los gastos derivados de la compra venta de la vivienda y se trata de un desembolso inherente a la misma,  ya que dentro de los gastos hay que contar con impuestos tales como:  I.V.A. en obra nueva,  impuesto de transmisiones patrimoniales (I.T.P.), notaria, registro, gestoria…. En Gipuzkoa, el uso es que los gastos de notaria y registro vayan a cuenta del comprador, así como el Impuesto de transmisiones patrimoniales. Por otro lado, la plusvalía municipal irá a cuenta de la parte vendedora.

ENHORABUENA!
¡Ya eres el propietario de tu nueva vivienda! No olvides conservar todos los documentos y recoger las llaves!